lo que debes saber sobre la cuota inicial

Lo que debes saber sobre la cuota inicial

Compartir

Si entre tus propósitos de año nuevo está tener vivienda propia o adquirir una segunda casa, pero no tienes la capacidad económica para comprar de contado la propiedad y requieres de una hipoteca o préstamo, también debes conocer sobre la cuota inicial.

¿Qué es la cuota inicial?

Es la suma que debes pagar por tu cuenta al comprar la casa. Aunque solicites a la entidad financiera el crédito hipotecario, ésta sólo te otorgará entre el 70% y 90% del valor total del inmueble. El porcentaje restante lo debes pagar a la constructora o a la fiduciaria, dependiendo del tipo de vivienda y préstamo. 

Esta cuota da cuenta de tu solvencia económica y disciplina financiera. En otras palabras, es la forma en que la constructora y el banco se aseguran la compra y el pago del préstamo.

Por otra parte, también funciona como método para separar el inmueble hasta el momento de la escrituración, pues gran parte de las ventas se realiza sobre planos, es decir, cuando la propiedad no está construida.

¿Cuál es el valor?

Como te mencionamos anteriormente, el porcentaje de la cuota inicial puede variar según el tipo de financiación y vivienda que adquieras. Sin embargo, este porcentaje siempre va a estar relacionado con el valor de compra, por ejemplo:

$150’000.000 X 30%  =  $45’000.000

Valor total  X % Cuota inicial  Valor de la cuota inicial

Por último, te damos algunas recomendaciones para que cumplas tu propósito de tener vivienda nueva y logres pagar la cuota inicial sin inconvenientes:

  • Lo más recomendable es que evites endeudarte para el pago de esta cuota, es preferible que ajustes tus finanzas y aproveches el tiempo que dan las constructoras para el pago de ésta. Generalmente, tienes entre 8 meses a 3 años para pagar el valor correspondiente a esta cuota.
  • Procura estar seguro de tu elección, pues si decides no continuar con el proceso de compra, la constructora se queda con una parte de lo que pagaste de cuota inicial. En el caso que la empresa no pueda continuar con el proyecto, si compraste sobre planos, se te devolverá el monto de lo que pagaste de dicha cuota.
  • Intenta pagar lo máximo que puedas de esta cuota, incluso más del porcentaje que debes. De esta forma, el crédito que debes solicitar es menor y, por ende, también el pago mensual del crédito hipotecario será más bajo.

Accede a más contenidos en nuestro centro de aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.