comprar vivienda para arrendar

Comprar vivienda para arrendar

Compartir

Una de las mejores opciones para tener seguridad financiera es invertir en bienes raíces, específicamente, en el mercado de arrendamientos. Comprar vivienda para arrendar puede ser una excelente opción para diversificar tus inversiones, pero, aunque el proceso de compra es básicamente igual al de adquirir una casa para vivir, hay algunos aspectos que se deben considerar.

Pros y contras de comprar para arrendar

El mercado inmobiliario es de los más estables, sin embargo, la pandemia nos mostró que no podemos dar todo por sentado. Claramente, comprar para arrendar trae consigo diferentes beneficios, pero también implica responsabilidad y dedicación.

Ventajas

  • Como se dice coloquialmente, “la casa se va pagando sola”. Con los ingresos que genera el alquiler puedes ir pagando el crédito hipotecario y costear los mantenimientos y reparaciones que surjan.
  • Con el tiempo y el desarrollo del sector, la propiedad se va valorizando. En unos años, si deseas venderla, podrás recibir más dinero de lo que invertiste.
  • Luego de pagar los gastos del crédito hipotecario, la propiedad genera flujo de efectivo neto por el arrendamiento.
  • A diferencia del mercado de valores, los bienes raíces no son tan inestables.
  • Si contratas los servicios de una inmobiliaria para el tema de arrendamiento, estas empresas te brindan seguridad.

Desventajas

  • Por más cuidado que tengas y por más estudios que la inmobiliaria realice, nunca se tendrá plena certeza del inquilino que estás recibiendo.
  • Debes ajustarte a los términos del contrato de arrendamiento para realizar remodelaciones, vender la propiedad, etc.
  • Siempre hay alguna novedad con el mantenimiento del inmueble, tú eres el responsable de asegurar que esté en óptimas condiciones.
  • Si contratas a una empresa que administre tu casa, esto generará costos adicionales.

Consejos para comprar vivienda para arrendar

Primero

Antes de comprar una vivienda para arrendar, determina el método de financiación, cuenta con el monto suficiente para la cuota inicial, asegúrate de tener un plan de contingencia y un plan de administración.

Segundo

Evalúa los sectores donde es más rentable arrendar vivienda y el tipo. Por ejemplo, en sectores universitarios es una buena alternativa para arrendar apartamentos, mientras que en barrios con colegios y parques cerca es mejor alquilar una casa familiar.

Así mismo, al comprar una casa también debes tener en cuenta la calidad de vida y convivencia del sector, sumado a ello, debes indagar las prospecciones del desarrollo en el área (construcción de vías, centros comerciales, etc.).

Tercero

Decide si quieres adquirir una casa para remodelar o si debe estar lista para mudarse. Es una inversión que debes tener presente dentro del presupuesto, ya que, usualmente, las casas en perfecto estado tiene un costo más elevado y hacer remodelaciones requiere de dinero y tiempo. 

Adicionalmente, si deseas mejorar el aspecto de la casa que compras, te recomendamos no invertir en materiales muy costosos, pero sí de buena calidad, ni hacer grandes cambios, pues nunca se sabe el uso que los inquilinos le den a la propiedad.

Cuarto

Dale prioridad a pagar la deuda del crédito hipotecario, antes de reinvertir. Asegurar primero esta nueva inversión y entrada de ingresos.

Diversificar tus ingresos te brinda mayor estabilidad económica y comprar una casa para arrendar puede ser una excelente forma de asegurar el futuro de tu familia ¿Te animas?

Accede a más contenidos en nuestro centro de aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.